Zoodiaco

Zoodiaco
Zoodiaco

viernes, 7 de enero de 2011

PORQUE AUN TENGO LA VIDA




Ya cerca de la diez se respiraba en Jaimanitas entusiasmo, expectación por cuanto iba a acontecer. La música, las personas sonrientes congregadas en la calle, la prensa reunida, incluso la aterciopelada claridad del día anunciaban un acontecimiento de significación peculiar: Miguel Hernández, el poeta de Orihuela, el hombre de las tantas denuncias, el proclamador de la libertad, quedaría para siempre inmortalizado en el mural de cerámica "Porque aún tengo la vida", gracias a la colaboración entre los artistas Carmen Mir y José Fuster.



Desfilaron en manos de jinetes las banderas cubana y española, y la misma brisa que las hizo ondear sobre las cabezas de los participantes, esparció -¿acaso intencionalmente?- las notas de nuestro Himno Nacional.


Pablo Armando Fernández, Premio Nacional de Literatura, y Armando Hart Dávalos, Presidente de la Sociedad Cultural José Martí, también se conmovieron con las palabras elocuentes y en extremo cercanas pronunciadas por el Agregado Cultural de España en la Isla mientras inauguraba la obra de arte, compuesta por dos rostros del poeta (uno en su infancia, y otro mientras sufrió prisión), y por dos figuraciones elaboradas a partir de conocidos poemas suyos.


Luego, Víctor Casaús, Director del Centro Pablo de la Torriente Brau, presentó "Antología: una canción para Miguel", fonograma que recoge las versiones musicalizadas más difundidas de la obra hernandiana.


Por último, el Cónsul de la Embajada Española visitó nuestro estudio taller, y manifestó su agrado e interés por varias piezas, así como por futuros proyectos que ya se gestan, máxime cuando incluyen -como en este caso- a los miembros de la comunidad que nos circunda.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario